Publicado el Deja un comentario

¿Cuáles son los materiales más seguros para los utensilios de cocina?

Molde de silicona

Si te preocupa la salud de los tuyos, no solo tienes que vigilar los ingredientes de tus recetas. En el mercado, encontramos un gran abanico de materiales: silicona, acero inoxidable, madera o cerámica, entre otros. Piensa con qué tipo de material están fabricados tus utensilios, porque algunos son más perjudiciales que otros.

Acero inoxidable

El acero inoxidable es la opción más tradicional. Son piezas con mucha resistencia, duraderas y que distribuyen muy bien el calor por todos los alimentos, permitiendo un cocinado uniforme. Si son de buena calidad, te aseguras que no emitan ninguna sustancia tóxica a los alimentos. La limpieza es muy sencilla con una esponja y detergente.

Utensilios de acero

Madera

La madera también es un material presente en muchos utensilios. Es recia, no se rompe con facilidad y lo importante, no raya las sartenes con antiadherente. Las mejores son las maderas de bambú o de olivo por sus propiedades anti-bacterianas y baja porosidad. El resto de maderas son muy porosas y pueden influir en el sabor de los alimentos. La madera es muy sencilla de limpiar y se recomienda dejar secar al aire para evitar la aparición de bacterias. Tablas de madera, objetos para remover, raseras… hay a tu disposición todo un mundo de posibilidades.

Silicona

Otro material a destacar es la silicona. La silicona se caracteriza por su flexibilidad y resistencia. No se rompe y es perfecta para los moldes de pastelería. No se pega a la masa y el desmolde de tus bizcochos queda impecable. Además, es el material que más variedad de colores y diseños permite. Es resistente y aguanta temperaturas elevadas, por lo que no se rompe al meterlo en el horno. Además, si te gusta cocinar con niños, es el más seguro porque no absorbe el calor. Así que no hay peligro. Los colores llamativos y miles formas llamarán la atención a los niños. ¡Convertirás la cocina en una actividad en familia!

Utensilios de silicona

Cobre

El cobre es otro material tradicional que encontramos en las cocinas de nuestras abuelas.  En estas ollas, se cocinaban mermeladas, chocolates, confituras… todo con cociones lentas porque mantienen muy bien el calor y sirven para cocinar durante largas horas. Resisten altas temperaturas y son fáciles de limpiar. Aunque hay que tener especial cuidado con estos utensilios. Evita que entren en  contacto con ácidos como el zumo de limón o naranja, ya que los ácidos de las frutas estropean el material y liberan toxinas perjudiciales para nuestro organismo. 

Es cierto, que si te gusta una cocina con aspecto rústico y vintage, esos instrumentos son muy codiciados por su aspecto decorativo. El color rojizo del material da un color a tu cocina que recordará a las típicas casas de los pueblos.

Utensilios de cobre

Vidrio

Por último, el vidrio está presente en muchas herramienteas. Desde botes para conservar alimentos, así como bandejas aptas para horno, es un material completamente seguro, fácil de lavar y resistente. Lo único, hay que llevar cuidado con los cambios bruscos de temperatura. Al sacar una bandeja del horno, no la pongas directamente bajo un chorro de agua fría porque podrá estallar y provocar un accidente. Déjala que enfríe completamente y ya es apta para lavarla. 

Si en cualquiera de las bandejas, encuentras rajas o roturas, deshazte de ellas para evitar accidentes.

Utensilios de vidrio

Lo que tienes que tener en cuenta con cualquiera de estos materiales, es que si algún utensilio se encuentra en mal estado, da igual de que material sea ¡deséchalo en el contenedor correspondiente! No pongas en peligro tu salud por utilizar sartenes rayadas o moldes estropeados.

También, asegurate que lo que compres, cuente con los certificados de calidad del fabricante que aseguren que el material está libre de tóxicos. Y, si estás concienciado con el medio ambiente, opta por materiales ecológicos como la madera de olivo o bambú con bajo impacto en el medio ambiente por su forma de fabricarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *